el iPhone será un éxito

Se va acercando el momento del lanzamiento del iPhone, el nuevo y revolucionario producto de Apple que pretende “reinventar el teléfono”. Coincide además que hoy a las 19:00, hora española, está prevista una de las famosas keynotes de Steve Jobs, que son momentos estelares que congregan a todo el mundo frente al ordenador para saber que nueva sorpresa nos trae el genio Jobs y que tiene a todo el mundo expectante. Por cierto se puede seguir aquí en directo. Los fanáticos del twitter también la pueden seguir aquí.

El iPhone es un teléfono que incorpora toda la “genialidad de diseño” de Apple, reinventada por Jobs hace 10 años cuando en diciembre de 1996, volvió de nuevo a la carga, después de haber sido apartado en 1985. Steve Jobs es un visionario, un revolucionario, un “innovador” nato. Como muchos otros, necesita su espacio, su terreno, y que aceptemos su forma de ser.

Mucho se ha escrito del iPhone y mis enormes lagunas técnicas no me permiten hacer un análisis real de lo que técnicamente representa este nuevo teléfono. Otros muchos han destripado todos y cada uno de los elementos del mismo. Sin embargo si es posible analizar su innovación disruptiva, que es general para todos los productos Apple.

Estamos ante un concepto estratégico absolutamente diferenciador. No ya por la aportación de un claro valor añadido, sino que además han sabido transmitir de forma rotunda el más dificil de los intangibles: la emoción.

La investigación en Apple está orientada a la innovación en usabilidad. No sólo a la mejora, sino a la invención. Pero no a la invención «de la nada», sino a la «innovación por agregación«. Las cosas que inventa Apple no dejan de ser una mezcla de tecnologías ya existentes a las que se pone «en orden» y bajo sus características de diseño diferenciado. Todas ellas con el objetivo de ser útiles y ser una experiencia en manos de sus clientes. The Economist lo lleva a su portada y lo explica perfectamente.

Porque Apple innova para sus clientes, no para sus ingenieros. ¿Cuantas veces hemos visto teléfonos o videos absolutamente llenos de avanzadas tecnologías imposibles de usar? Yo soy incapaz de entender más del 80 % de las funciones de un video con disco duro y uso mi telefono móvil para poco más que mandar mensajes y hacer llamadas telefónicas. Y estoy seguro que de igual forma le ocurre a la mayoría.

El iPhone es increiblemente atractivo, su diseño es espectacular y cuando ves sus anuncios, no te queda más que desear uno. Hay todavía muchas preguntas sin respuesta, pero estamos seguros que para el próximo día 29 de junio, día de su lanzamiento en EEUU, estarán casi todas las dudas resueltas.

Apple diseña productos de culto, que han tenido una aceptación relativa en términos de cuota de mercado hasta crear el iPod, que es una auténtica revolución. Nadie daba un duro por él, pero Jobs persistió en su visión, en su instinto. En mi opinión, el iPod le ha dado la notoriedad «popular» que necesitaba y ahora, nadie le va a parar.

El iPhone no es más que una nueva plataforma, escalable, que crecerá con el tiempo, pero que representa un antes y un después del uso de un terminal como teléfono. iPhone representará la apertura de muchos usuarios a la fotografía con el móvil, a sus diferentes opciones de captar, enviar, almacenar,etc. Significará el comienzo para muchos de las posibilidades de la red en un terminal móvil cosa que muchos geeks llevan haciendo en los últimos años. Permitirá el avance enorme de las posibilidades de música y video. Y así será con otras opciones. Sí, quizás le falte 3G, y otras cosas, pero no es lo importante. Lo esencial son los clientes, las personas, las costumbres.

Otra lección es que enseña como usarlo. Los anuncios del iPhone NO hablan de chicas despampanantes o chicos perfectos o personas que son seducidas junto con imágenes idílicas,no. Los anuncios explican lo que se puede hacer con el teléfono de forma sencilla. Lo mismo, lo mismo que los «evidentes» anuncios de la Wii. Todo sencillo. Fácil.

Si tienes una idea, si quieres probar tu instinto, hazlo. Llevalo a cabo. Es la única forma de ver si es tan buena como piensas. No hagas caso a los gurus que te dicen «esto no funcionará», ni a los analistas de mercados que argumentan «no hay más espacio en la tarta del mercado». Olvidate de ellos. Los éxitos solo son la consecuencia de varios fracasos.

¿Será un éxito el iPhone?. Muchos analistas de gran experiencia opinan que no será para tanto. Otros que será un fracaso. Después de leer y observar las posibilidades que tiene, tengo que creer que será un éxito. Probablemente no cambie el mercado como lo hizo el iPod, pero estoy convencido que revolucionará mucho del mismo y habrá muchos más teléfonos, pero no serán iPhone. Por cierto, lo único que no me gusta es su nombre. Creo que se debería haber buscado algo más corto, como ifon, con permiso de Varsavsky y su fon.

La emoción es lo más difícil de transmitir. En eso, el mago Jobs es un experto. Es un genio capaz de vender el futuro a los incrédulos del presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *