El embarazo, el jefe y las mentiras.

Cuando oigo hablar a mucha gente sobre el embarazo en las mujeres trabajadoras, se me altera absolutamente todo. Estupideces comentadas una y otra vez han llegado a calar hondo en nuestra sociedad. Es tan indignante y a la vez estremecedor comprobar como algunos de los llamados argumentos, han conseguido convencer también a demasiadas mujeres.

Aunque suene desagradable, recordemos algunas de estas perlas que en algún u otro momento hemos podido escuchar:

-¿ Y en el trabajo saben ya lo de tu embarazo? ¿ Qué te dirá tu jefe?

-¿ Vas a dejar de trabajar?

Por no hablar de las respuestas:

– Yo creo que en cuanto lo diga, no me van a ofrecer ningún otro puesto superior.

– Es posible que cuando me reincorpore, me echen….

– Cuando se enteren en la oficina, mi jefe se agarrará un cabreo….

Pero aún así, lo peor está en la mente del jefe (hombre o mujer, lo mismo da). ¿ Nunca habéis escuchado esto?:

-Fijate, ahora se ME (sic) queda embarazada la de contabilidad, en el momento más oportuno, menudo problemón….

– Se ME (sic,sic) han quedado embarazadas dos de golpe. ¡Del mismo departamento!.

– Uff, ésa. Cualquier día se NOS (sic,sic y sic) queda embarazada y nos deja un marrón….

No sigo porque paso de cabrearme a estas horas y yo con estos pelos. No suelo hacerlo mucho, pero creo que es suficiente para saber de lo que estoy hablando. Estoy convencido que muchas de vosotras habéis padecido estas situaciones o conocéis casos del mismo o mayor nivel de estupidez humana.

Llegado este punto, y para los que aún no se enteran, simplemente hay que decir lo siguiente:

El embarazo AVISA. Es normal que una mujer avise en su puesto de trabajo que está embarazada como mínimo 5 meses antes de lo que comenzará su ausencia. Lo habitual es aún más. Por tanto,

Tienes 5 meses para planificar: el ritmo de trabajo para el periodo de maternidad, las funciones claves a delegar o repartir, los planes de desarrollo de proyectos para coordinarlos antes de la ausencia y posteriormente a la reincorporación. Esto sería en el caso que el puesto de trabajo tuviera responsabilidades corporativas o influyera en la gestión directa de un área.

Si el puesto no fuera de gestión y hablaramos de un área más funcional, tienes 5 meses para buscar una persona que la sustituya durante el periodo de maternidad. ¡5 meses! ¿ qué empleado que se marcha de la empresa te preavisa con 5 meses de antelación? ninguno. ¿qué empleado que causa baja repentina te avisa? ninguno. Tienes tiempo de sobra para redefinir el perfil del puesto de trabajo, adaptarlo a una situación temporal, establecer los tiempos de búsqueda, contratación, formación y desarrollo del futuro empleado. Además, cuentas con ayudas para ello. ¿Qué más quieres?.

Pues no contentos con eso, multitud de veces hemos conocido como el jefe (hombre o mujer, lo mismo me da), le hace la vida imposible a la trabajadora, la humilla hasta el último día y le echa en cara la situación con frases del tipo: «¿ y ahora qué voy a hacer yo, eh?. ….» A mi se me ocurren unas cuantas cosas que puedes hacer, pero mejor no publicarlas…….

Resumiendo, que el hecho que una trabajadora se quede embarazada es en primer lugar un motivo de alegría, en segundo lugar una situación que hay que analizar y tomar las decisiones adecuadas teniendo en cuenta los plazos y las funciones del puesto y en tercer , lugar es un momento especial para la persona. Ser conscientes de estas tres cuestiones, tendría que ser lo normal, lo habitual.

Porque no sólo contentos con eso, lo siguiente que hay que escuchar suele ser: «Oye, ¿ No tendrás pensado cogerte jornada reducida cuando te reincorpores, no?». Entonces, apaga y vámonos. Y no sigo escribiendo porque me hierve la sangre y uno no está para estas cosas cavernícolas.

Por cierto, estamos en 2007, pleno siglo XXI ya…..Lo normal sería que los hombres pudieramos también estar los primeros cuatro meses junto a nuestro hijo y su madre, ¿no?……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *