Empleado niño, eso no se toca.

Nano-resumen del post: Descripción de un manual de uso de internet en una empresa. Todo lo que hace es prohibir y tapar la innovación de la organización.(130 caracteres)

Lo reconozco, (con perdón). He recibido una perla….de RRHH Estas cosas me despiertan y me hacen sentirme positivo. Aún quedan regalos así. Si es que son…..

La empresa (of course, no diremos su nombre, por salvar el honor del mensajero…), es una multinacional europea. El número de empleados supera ampliamente los 400 en España y seguramente serán muchos más. Mentes inquietas, conocimiento a tope, calidad, educación, multilingues, edad media alrededor de los 30 (excepto por supuesto los grandes directores). ¿Qué se puede hacer para motivar a tanta gente?.

Un manual para usar los sistemas de información, léase internet. Sí, internet es esa cosa rara donde sólo se puede perder tiempo y es mala, mala, malísima. Eso no se toca, niño. Caca, culo, pedo, pis. ¡No, no!

En fin, resumiré lo más importante, porque el manualito en cuestión se acerca a las 30 páginas, con letra pequeña, de las que «acongojan» según las miras. Letra de contrato de seguro de viaje, para entendernos.

Y comienza así: Aquí se describen las reglas, guias y procedimientos (ay, ay) para mantener la seguridad de nuestros equipos. Luego describe mil cosas absurdas y lo mejor comienza cuando hablamos del uso:

  • El uso será sólo profesional. ( ¿olvidamos la información de la red via redes sociales, networking, coworking?)
  • Todos los mensajes distribuidos, la informacion o doumentos intercambiados, serán propiedad de la empresa.
  • Cualquier empleado (¿dónde está la persona?) que vulnere las normas, estará sujeto a acciones disciplinarias. (malo,malo, de cara a la pared)
  • El uso de internet es registrado y revisado por los departamentos de RRHH y Sistemas. Cualquier violación del uso adecuado será reportado a Dirección. (uffff)
  • Los delegados de cada sección deberán controlar el uso de internet por parte de sus empleados y hacer un seguimiento del mismo. ( ¿a que suena esto?, ah! ya…)
  • Los usuarios (en que quedamos, usuarios, empleados, personas???), serán avisados que las comunicaciones por internet pueden ser usadas como evidencias legales ante un juzgado.
  • A continuación se detallan lo que está prohibido: sitios sexuales, de juego, chats, comunicaciones u opiniones de la empresa no autorizadas….
  • La autorización de acceso a internet deberá ser solicitada al responsable complementando un formulario y razonando el por qué se hace necesario el acceso.
  • Los correos electronicos propiedad de la empresa no podrán ser utilizados para enviar informacion personal o confidencial.
  • En los correos no se pueden continuar cadenas de mensajes, mostrar opiniones personales de la empresa, y mil cosas más que se detallan, pero que me niego a repetir aqui….
  • Sólo un minimo uso privado del correo es autorizado. (lógicamente hay que hacer tantas cosas para que sea así, que es mejor hacer una llamada…ay, olvide deciros que no se permiten llamadas privadas salvo urgencias y aun así hay que justificarlas…)
  • El salva pantallas debe ser el corporativo, prohibiendose cualquier otro. (sí, el que tienes).
  • El escritorio del ordenador debe estar limpio de programas no permitidos y fotos.

Llegado este punto, mi capacidad de análisis es mínima. Ya supera mi limite de entendimiento y comprensión. Mi cabeza expresa un «¡Basta ya!» y os deja que seáis vosotros los que me contéis vuestra experiencia.

¿Dónde se supone esta empresa que está su motivación al empleado? ¿En qué medida es preciso creer que la información tiene posesión? ¿Dónde dejamos la innovación? ¿Cómo se plantea la transmisión de sinergias, de progreso, de desarrollo? ¿De dónde viene?

Si tu empresa tiene algo así por normativa, empieza a pensar que será superada en el futuro por organizaciones más flexibles, abiertas y dinámicas que entienden el mundo, la red y el progreso.

Si prohibes, no innovas.
Actualización: Noticias relacionadas con este post que he visto hoy:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *