De la conciliación a la integración

Nano-resumen del post: A vueltas con la conciliación laboral-personal. Nuevas opiniones sobre uno de los mayores cambios que habrá en los próximos años. (128 caracteres)

A vueltas con la conciliación, leo una noticia interesante que está en linea con lo que comenté hace varios dias en la entrada «si concilias, ganamos todos». En esa entrada resumía también las conclusiones de la mini-encuesta que lancé hace 10 días.

En el diario El País aparece un extenso y bien desarrollado artículo sobre la imposibilidad de conciliar para las altas ejecutivas de las empresas, con lo que muchas de ellas optan por «tirar la toalla» antes de seguir desarrollando su carrera.

Esto es lo que se deduce del informe «Frenos e impulsores en la trayectoria profesional de las mujeres directivas», realizado por el IESE Business School, de la Universidad de Navarra. En su web figura el estudio de 2006. El estudio está liderado por Nuria Chinchilla.

Recomiendo la lectura del articulo completo del periódico. Hay algunos detalles que me han llamado la atención:

  • El 33 % de las pymes que se crean son emprendidas por mujeres.
  • De las mujeres que abandonan su carrera ejecutiva, una gran mayoria indica que «el estilo de dirección es imposible». Reuniones de trabajo a las 8 de la tarde, dos horas para comer, etc.
  • Todas demandan una «mejor organización del tiempo».
  • Estas condiciones deberían ser demandadas también por los hombres.
  • Las empresas siguen siendo pensadas por y para hombres, son rígidas, impermeables a la maternidad o la paternidad.
  • En España, el 98,01% de las personas inactivas dedicadas en el primer trimestre de 2007 al cuidado de niños, enfermos, discapacitados o mayores eran mujeres, según la EPA.
La complejidad no quita la pérdida de interés en buscar una solución. Siempre he comentado que mujer y embarazo no significa nada más que un paso natural. De hecho es simplemente una cuestión de organización. Referente al cuidado de los hijos, creo que es sencillo encontrar una solución que pasa por:

  • Asumir responsabilidades compartidas en la pareja. Los niños son de los dos, no de uno sólo.
  • Crear un desarrollo de infraestructuras para guarderías, centros, etc.
  • Coordinación de horarios escolares y profesionales.
  • Integración de las empresas en la realidad social.
  • Organización del tiempo de trabajo.
Es este ultimo punto el que más me interesa, pues las empresas tienen que entender que una de las mayores motivaciones de un trabajador es su desarrollo personal en familia o en su entorno social. Por tanto la productividad será mayor cuanto mejor integrada esté la empresa en la realidad de la persona. Esto incluye a hombres y mujeres. Es el reto de este siglo, la integración. Porque si no, las empresas seguirán perdiendo talento,oportunidades y desarrollo de nuevas ideas. Las personas tienen hoy la posibilidad de buscar su propia solución, impulsando micro-empresas, trabajando por proyecto, etc. Si una empresa quiere seguir contanto con el talento de las personas, tiene que ofrecer un acuerdo lógico conciliador.

Como decía hace unos días, las mujeres ( y en breve los hombres ) ya no pueden más. Iberdrola ha entendido esto mejor que nadie y estoy convencido que en los próximos años asistiremos a negociaciones colectivas donde el horario y la conciliación-integración, tendrá mucho más peso que el aspecto económico.

Porque para un trabajador medio, con el actual sistema de impuestos, ganar 150 euros netos más al mes supone un incremento anual tan importante y complejo de conseguir, que prefiere una mejora social que seguir dedicando un «tiempo-no-integrado-ni-conciliado» con su vida personal.

Este es uno de los elementos claves del Business Time. Puedes adelantarte al futuro estableciendo las tendencias que serán habituales en los próximos años. Si tienes responsabilidad empresarial, no dudes en apostar por un acuerdo motivación-integración-productividad. Será la mejor inversión que puedas hacer en los próximos años. Las personas hemos decidido que ahora es nuestro turno. Es toda una revolución en la empresa.

¿Estas preparado? Si concilias, ganamos todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *