Si concilias, ganamos todos.

Nano-resumen del post: Iberdrola lanza el compromiso de la conciliación. Avanza hacia el futuro. Resultados de mi encuesta sobre conciliación.(119 caracteres)

A través de este mensaje de twitter de David, me entero que desde el día de ayer, una compañía de peso en España, Iberdrola, ha inaugurado el camino que en el futuro comenzarán otras. La conciliación se convierte en un referente para esta empresa y un valor añadido vital para las personas que trabajan en ella (noticia en CincoDias.com). La jornada intensiva se extiende a todo el año y el horario de salida será a las 15:30, con una horquilla de flexibilidad. La empresa orienta ahora su enfoque a obtener un rendimiento mayor por las horas efectivas. Es decir, la empresa cree firmemente que la productividad no es igual a un horario leonino, sino que tiene que ver más con la eficiencia ligada al conocimiento y a la organización del trabajo. Sin duda, un ejemplo a seguir.

Hace unos días lanzaba entre las mujeres que conozco, mejor dicho, las que están en mi agenda de direcciones de correo electrónico, una encuesta muy «ad-hoc» sobre la conciliación. A ella, también se apuntaron otras que me solicitaron la misma desde el email del blog.

Los resultados a destacar son:

  • La mayoría tiene grandes problemas a la hora de conciliar vida familiar con la profesional.
  • Los horarios de salida alargan en exceso la jornada.
  • Salvo 2 personas, las mujeres encuestadas indican que su salario no está acorde con la responsabilidad que tienen.
  • La mayoría cree que tiene que demostrar más por el hecho de ser mujer y en la misma proporción que su sueldo es menor que el de un hombre en un puesto similar.
En el apartado de conciliación de horarios escolares, ocurre algo interesante. Casualmente me he dado cuenta que muchos de mis contactos no tienen hijos….¿será una consecuencia de la R-e-volución?.

  • En las que tienen hijos y salvo excepciones muy extremas, el conciliar ambos apartados se hace casi imposible, teniendo que buscar ayuda familiar (léase abuelos) para poder atender a los hijos.
  • Tampoco hay coordinación de festivos escolares, ni de reuniones padres-profesores ni de vacaciones estivales.
  • Me atrevería a decir que este punto es el más débil de la cadena. Tener un hijo y coordinar sus horarios con los de los padres, es una obra de ingeniería.
El apartado que más me ha llamado la atención es el de la conciliación en la pareja:

  • En opinión de las mujeres, los hombres comenzamos a incrementar la colaboración en las tareas de la casa y en el cuidado de los hijos.
  • Esto, supone un especial salto cualitativo en la conciliación familiar que tanto ha dado que hablar en las últimas décadas.
  • Sin embargo, seguimos siendo los hombres poco dispuestos a ayudar en labores tradicionalmente realizadas por ellas, como la comida.
A pesar de haber sido una mini encuesta y no tener un carácter científico, me ha valido para comprender que se están dando las circunstancias que provocarán en los próximos años el cambio hacia la conciliación. En ambos apartados: conciliación laboral y conciliación de pareja. Una sin la otra no tiene sentido. Las empresas y los hombres deben adaptarse a una normalidad que demandan las mujeres y que tiene una lógica aplastante.

Varias conclusiones lanzadas para hacer pensar:

  • Iberdrola ha dado el primer paso. ¿Cundirá el ejemplo?
  • La conciliación es total. No sólo para las mujeres. Los hombres también demandamos más tiempo para estar con la familia. Las mujeres están consiguiendo para los hombres , más de lo que nunca los hombres hayamos obtenido por nosotros mismos. Ellas negocian mejor o entienden la importancia de la vida fuera del trabajo.
  • Sin conciliación familiar, la laboral se queda coja.
  • Las empresas conciliadoras retendrán mayor talento y lo desarrollarán mejor.
  • El trabajo en empresas conciliadoras será más productivo. Seguro.
  • No es una moda. Es entender que en la vida existe tiempo para todo, pero de forma organizada.
  • Si concilias, ganamos todos. Así de fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *