Esta es la primera parte. Seguirá con otro post sobre innovación política.

Nunca he hablado de política en el blog, y nunca me he propuesto hacerlo. Lo tomo como norma porque soy de la opinión que no es un concepto racional. No digo que no me interese, al contrario, me parece una parcela importante de nuestra vida. Sin embargo sus reglas de juego, ni me agradan, ni me siento cómodo con ellas. Pero, como en todo, hoy haré una excepción. Vamos a hablar de política…..

Ayer tuve la oportunidad de asistir a la 83ª edición del evento Thursday Internet que excepcionalmente lidera Ildefonso Mayorgas. Todo un especialista de las relaciones públicas en el mundo web y experto en las nuevas tecnologías, que una vez más logró un nuevo éxito de convocatoria y organización, en un entorno adecuado: el Palacio de Miraflores, justo al lado del Congreso de los Diputados, el lugar más emblemático de la política española. El evento trataba sobre “Las propuestas para el desarrollo de la Sociedad de la Información en la próxima legislatura”. Y se organizó un debate entre David Cierco, responsable de la sectorial de Sociedad de la Información del PSOE y José Ignacio Echániz, secretario ejecutivo de Nuevas Tecnologías del PP que moderó Daniel Rodríguez, Subdirector y conductor del programa “En plan de negocio”.

De acuerdo, para aquellos que quieran leer ¿Quién ganó el debate?, rápido, que hay prisa… allá voy. Es lo que se lleva y consecuencia de lo que es habitual encontrarse en los medios tradicionales en las horas posteriores a los debates políticos. Para satisfacer a los que quieren conocer mi opinión, ya la he comentado en varios lugares: The winner is Cierco. Tampoco era para tirar cohetes, pero en política lo que vale no es lo que dices, sino cómo lo dices y al final la gente se queda con un mensaje y algo de emoción. Es así. Simplemente, Cierco se adaptó mejor al entorno, al público y a hacerle un poco de caso al moderador, el cual se desesperaba por al escasa profundidad de las respuestas a sus propuestas. Echániz le puso toda la ilusión y conocimiento, que sin duda tiene, pero no estaría mal que alguien le hubiera asesorado que era un evento de la red y no el Parlamento.

Profundizando un poco más, el debate y las formas de hacer “política”, me terminaron por convencer, si no lo estaba ya, que la política y la sociedad continúan alejándose a pasos agigantados. No es lo que queremos, no están en linea con nuestras actitudes, no entienden lo que les preguntamos ni atienden a nuestras propuestas. Simplemente, están anclados en su mundo. Pero es un mundo que cada vez provocará más distanciamiento, más pasotismo y menos afinidad.

Una frase importante que uno de los políticos pronunció ayer fue: “la gente vive en la red”. Exacto. Cada vez más cosas se hacen a través de internet. Y cada vez son más las propuestas, las iniciativas, las actividades, las agrupaciones y los colectivos que se organizan, se mueven y actúan en la red. Y así será en el futuro. Además, muchas de las cuestiones se solucionan en la red. Movemos, impulsamos y probablemente decidimos. Y no nos importa ni nos dejamos influir por alteraciones políticas. Decidimos porque nos sentimos libres y compartimos un tipo de justicia y actitud común. En la red, en general y en las redes sociales en particular, las personas importan por su actitud, no por su preferencia política. Y aquellos que están utilizando la red como instrumento de propaganda o de vehiculo de captación de votos (bloggers incluidos y políticos “internautas” que aparecen de la noche a la mañana), temo que no han comprendido el dinamismo social que la red colaborativa representa.

La distancia de los políticos y la sociedad de la red, se aleja de forma evidente. Mientras que insisten en marearnos con datos perfectamente válidos pero presentando sólo aquellos que les interesan y que interpretan a su manera, (siempre he comentado que la manipulación casi nunca se da en los datos, sino en la forma de presentarlos) acerca que si la velocidad es tal o cual, de si ahora somos más o menos, si ocupamos el puesto tal o pascual de una clasificación, como si fuera esto La Liga, de si tenemos “20 megas a ver si te enteras” y cosas por el estilo, nosotros estamos pidiendo propuestas, soluciones, ideas, alternativas, un nuevo lenguaje, nuevas formas de entender “nuestra” Sociedad de la Información.
Salvo alguna pincelada, el resto fue una mesa de ping-pong donde cada uno intentaba devolver la pelotita de la mejor manera posible. El árbitro, visto el panorama, decidió deleitarse con el entorno y esperar pacientemente los discursos pertinentes. Esto impidió el dinamismo del turno de preguntas donde lamentablemente sólo tuvieron cabida unas pocas de las muchas presentadas. Para terminar, un poquito de canon digital. No soy experto en este tema en concreto, pero otra oportunidad perdida para explicar claramente propuestas e ideas que solucionen “nuestro” problema y no “su” problema. Nos alejamos. Ellos se acercaron, abrazo final que demuestra una vez más que los políticos se llevan mucho mejor de lo que pensamos.

Si los políticos no son capaces de entender y valorar la auténtica revolución que se está dando en la red, tienen el futuro muy complicado. Hace diez años apenas existía la semilla de este movimiento. Dentro de diez años, todo será tan diferente que a muchos les pillará con el pie totalmente cambiado. Sin duda, fuera de la red existe aún la división por “ideología”, que implica definición e interpretación de todo lo que pasa. Pero en la red no hay derecha ni hay izquierda, no hay conservadores vs progresistas. Hay personas. Y punto.

Hablando de personas, agradable encontrar por allá a Rosa JC, Pau, Octavio Rojas, Wilhelm, Lucas Rodriguez, Elvira San Millán, Antonio Fumero, Oscar, Jaime Estévez, Ruben Garcia, los chicos de MobuzzTV con Roger a la cabeza, la incombustible y admirada Yolanda Rueda de Cibervoluntarios y conocer por fin al hiperactivo Juan Gigli de twittmad….entre muchísima gente más que se mueve en este mundo liquido sólido y a veces gaseoso que es la red.

Nota: seguirá con el post “innovación política”

Comment now!
















Trackbacks