e-Stas o innovando socialmente.

Acudí el pasado jueves y viernes a e-Stas, un congreso especial por los contenidos y por las personas que allí pasaron durante los dos días que duró. Y fue una experiencia diferente, no sólo por la temática sino por el interés de los participantes en llegar a conclusiones y dinámicas de actuación.

Gracias a la Presidenta de Cibervoluntarios, Yolanda Rueda, pude conocer en realidad los entresijos de esta parte fundamental del voluntariado y de la importancia de la participación de todos nosotros en las múltiples iniciativas que el voluntariado y la red ofrecen.

Participé en uno de los workshops, que trataba sobre los Agentes Activos: Empresas, universidades, medios de comunicación, administraciones, etc. Se trataba de obtener una nueva idea de cómo estos agentes podrían ir adaptándose a las nuevas situaciones que se están produciendo. Coincidí en el taller con Antonio Fumero, Paco Pizarro del Centro de Iniciativas Emprendedoras de la Universidad Autónoma, Raul Zambrano Senior ICT Policy Advisor para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Javier de la Nava , responsable de Acción Social del BBVA, entre otras personas.

Las conclusiones tienen mucho que ver con lo que vemos ya desde hace tiempo: la distribución de la actividad a toda la cadena formada por personas. Desde la apertura en la decisión desde las empresas o instituciones hacia las personas que trabajan en su interior, hasta la creciente horizontalidad en las relaciones entre organismos y colectivo final. La enorme cantidad de «conectados» a la red, o al menos con la posibilidad de hacerlo, dota a la Red de un protagonismo incremental. Y en eso se basa el cambio, en ampliar las conexiones en red para integrar nuevos procesos de voluntariado, actividad o RSC. Que ésta sea mucho más que una herramienta del branding y sea una filosofía real de actuación. Al final, como concluía Paco Pizarro, el centro es ahora mismo la persona, con sus diferencias, con sus motivaciones diversas. Cada vez hay más información a este lado de la cadena, fomentando el protagonismo de las personas y su diversidad. Concluimos que la innovación social es más que hacer proyecto sociales de una forma diferente, es sin duda poner a la persona en el centro del concepto.

La organización perfecta, con una gran profesionalidad del grupo «Cibervoluntarios»; la ciudad Málaga se volcó con el congreso, clausurándolo el alcalde, Francisco de la Torre y los concejales más cercanos al mundo de las nuevas tecnologías y de la acción social. De los habituales, Marta Pastor, Sonia Blanco, Jaime Estevez, El Intermediario e Ildefonso Mayorgas. Mucha conversación con Rafael Casado de FIAP, con el que encontré muchos puntos en común. Y entre otros, conversé con Raoul Weiler Presidente Europeo del Club de Roma y un rato con Georgina Cisquella, a la que entregué un ejemplar del libro Blogbook. También estaba por allí Miguel Angel Úrbez de red.es con el que también había coincidido en el día de la presentación del libro.

Se celebró por la noche la 87 edición del «thursday internet», con Cibervoluntarios como protagonistas. Sin duda una de las organizaciones más interesantes y dinámicas en esta nueva Red. En mi opinión, lo que están haciendo tiene todas las papeletas de convertirse en una potente organización con un futuro solidario importante.

Me marché con la sensación de haber realmente «participado» en un congreso. Enhorabuena a todos los participantes y a la organización. ¡Nos vemos en el siguiente!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *