Después de unas semanas de mucha conversación, parece que llega el momento de la verdad para la innovación. Las personas de alta responsabilidad parecen decididas a dar el salto hacia una nueva realidad. Es el momento de entender el cambio real de la economía para España.

Quizás haya sido doloroso enterarse así, de golpe, con la brutalidad mensual de las cifras del paro y con todos los informes en contra de cualquier iniciativa. Y llegó Krugman y desató la polémica: ” El futuro de España será doloroso o extremadamente doloroso”. En un acto espectacular organizado por el Ministerio de Innovación, Krugman expresó opiniones con marcado carácter realista, pero extremadamente delicados en su definición. El excesivo chaparrón dejó KO a más de uno y con los ánimos desencajados a otros que habían traído exultantes a un gurú de la linea Obama. Si bien la inteligencia de todo un premio nobel nadie la pone en entredicho, discrepo de la fatalidad, la forma y el lugar escogido.

Aunque creo que, como he comentado arriba, Krugman es realista y nos enfrentamos a un complejo futuro. Es verdad que cuanto antes entendamos que es así y que nos lo creamos todos, antes nos pondremos a trabajar en el nuevo marco resultante. Felipe Gonzalez expresaba ayer conceptos muy en la línea de Krugman, aunque con más conocimiento del escenario nacional:

“….una emergencia nacional…. la crisis es de tal envergadura como para que los responsables políticos, empresariales, sociales y sindicales, estuvieran más a lo que tienen que estar…….”

Sea Krugman, sean ex-presidentes, sean organismos independientes, el caso es que todo el mundo coincide que ya no valen parches, que es necesario enfrentarse a la realidad: España necesita sin duda una nueva estrategia orientada hacia la Innovación real. Y esto incluye sin duda un “golpe sobre la mesa” y determinar:

- El sistema educativo que queremos ( y no que tecnología añadimos a los colegios y universidades, porque los alumnos tienen más tecnología en su casa y en el móvil….). Una educación orientada al respeto, el esfuerzo, la capacidad de emprendimiento, la obsesión por la creación, etc…. La transformación total de la orientación universitaria, el enlace real universidad y empresa, con una dirección de demanda innovadora empresarial a universidad y no de ciencia a empresa.

- Las fórmulas de trabajo que son las más adecuadas para nuestra sociedad, el impulso a la autonomía del trabajador, la rapidez para la creación de empresas, el sistema de ayudas y subvenciones orientadas a los objetivos marcados, las tipologías reales de contrato que sean de uso productivo….

- El clima laboral, la transformación real de las bases de la relación empleado-empresa. El cambio organizacional de los departamentos de personal (R2H2=hundido, ya no tiene sentido mantenerlos tal y como los conocemos-gracias Andrés por darme la idea!), la inserción de la innovación social, volcada en las personas de la organización es vital para acometer el futuro especial que nos espera.

- La transformación real de la administración pública basada en tres aspectos claves: la justicia del siglo XXI, formando un nuevo marco que regule aquello que nos permita confiar en procesos ágiles, seguros y dinámicos; el papel de impulsor y dinamizador de la administración y olvidar papeles de control que limitan tanto el poder innovador, y por último integrar a las personas en los canales de decisión para establecer una auténtica e-democracia, completamente participativa, que transformará nuestra forma de entender la comunidad y el sentido de pertenencia y participación.

Estoy convencido que somos una sociedad impulsora, creativa, con una cantidad enorme de poder de iniciativa, con una alta dosis de valor desde el punto de vista innovador, pero que adolecemos de una dependencia brutal de sistemas que viven en lo más anclado de las últimas décadas del siglo XX. Por tanto, no es cuestión de una inversión brutal en innovación ( algo que todos los paises van a hacer, por cierto), sino que es más una cuestión de transformación de las bases en las que el sistema empresarial ha sido creado.

Y en segundo lugar, debe de haber una definición concreta de áreas en las que tenemos un gran expertise, en las que podemos destacar por encima de otros ( bien por nuestro conocimiento, nuestra capacidad de obtención de las materias primas o por nuestra excelencia empresarial) y situarlo en el frente de nuestra estrategia de innovación y desarrollo. No es fácil, pero no es imposible.

Y en el fondo, creo que todos son conscientes de que ha llegado el momento. Un momento de colaboración, de creación compartida, de unión y análisis conjunto, de decisión para el cambio real y la construcción de un país mejor, más como queremos, como lo hemos hablado tantas veces, tantas personas, en tantos momentos. Es un trabajo de todos…..de los que piensan diferente, de los que critican, de los que se vuelven negativos, de todos, absolutamente de todos…..incluso de la colaboración y coo-creación de los partidos……¿por qué no?

El futuro se presenta dolorosament interesante…….
Foto: luz en construcción. Dioni Nespral

Comment now!
















Trackbacks