(re) Fundado hoy


Estoy leyendo varios libros a la vez. Y esto me ocurre desde hace tiempo. Quizás porque no hay libros que me entusiasmen tanto como para leerlos de golpe, quizás porque no les puedo dedicar el tiempo que requieren o seguramente porque sean libros de «consulta», más que de lectura sin interrupciones.
Hace un par de meses me regaló mi querido amigo Antonio Domingo el último libro de Seth Godin, Tribus. Seth Godin es uno de esos «impulsores vitamínicos» que releo cada vez que necesito una inyección de creatividad y rebeldía. Aunque no es uno de mis preferidos ni admirados, creo que es un innovador nato y un estimulador de ideas que, visto el panorama actual, dice mucho a su favor.
En la lectura de este libro, altamente recomendado, surgen ideas potentes de frases sin aparente profundidad. Son consecuencia de la provocación encubierta de Godin. Digamos que lanza la idea y cada uno imagina el resto. Hace pensar y deja huella.
En una de esas frase, hace un comentario ciertamente provocador:
«Poder decir – Fundado en 1906 – solía ser importante. Hoy, por lo visto, es una responsabilidad. El ansía de estabilidad es una oportunidad enorme para tí».
Aunque hay sectores y empresas donde la experiencia y la estabilidad son un plus, no deja de ser cierto que sería absurdo situar, por ejemplo, bajo Google: «fundado en 1998». Si lo leo y reflexiono, hasta me parecería algo obsoleto, pasado de moda y no lo asociaría con algo puntero ni que utilizara la última tecnología.

Y profundizando en la provocación de Godin, no es menos cierto que las empresas deben Re-fundarse cada día, plantearse en todo momento si están siendo muy repetitivos, si están adaptándose a las nuevas tendencias, si están vivendo del pasado o si pretenden que nunca cambiarán las circunstancias.
Por eso las empresas deberían obviar la estabilidad y concentrarse en las oportunidades de cambio que pasan por delante un día sí y otro también. Y por tanto, re-fundarse en cada momento. Pero si siempre hemos comentado que las personas forman las empresas, no dejaría de ser cierto que el cambio debe partir de aquellos que a su vez, se reciclan a diario, aquellos que creen que lo estable no es eterno y que lo innovador se provoca. En definitiva, nada cambiará si no modificamos nuestra conducta y nuestra forma de hacer las cosas.
O al menos, si la estabilidad te ha adormilado, permite que sean los demás los que lideren el cambio. Tu formarías parte de la nueva tribu, un movimiento de talento que transforme las cosas que sin duda protagonizarán el futuro.
Yo, empezaría a conjugar el verbo Re-fundar. Ya.

6 comentarios de “(re) Fundado hoy”

  1. Porqué "Re-fundar" provoca en la gente sensación de inseguridad y de falta de definición? ¿Porqué cuando sabemos que debemos "re-fundar", se nos acusa de no ser coherentes con los principios básicos de esa compañía? ¿Porqué no se entiende que una empresa es como una persona, y sin dejar de perder su personalidad, sus valores básicos, puede y debe cambiar su forma en función de las circunstancias? La capacidad de "re-fundación", es muy loable y valiente. Hágase siempre desde la perspectiva necesaria que impida perder el rumbo principal de toda compañía, hágase transmitiendo confianza y tranquilidad, compartiendo lo eficiente de su aplicación con respecto al objetivo global: perpetuarse.

  2. Gracias Oscar por comentar ;.-)

    Creo que la respuesta es sencilla:

    No refundar porque para qué cambiar lo que ha funcionado durante "tantos" años. Y además, no quiero perder el control de los tiempos…..

    Pero ocurrirá que será más fácil decir:

    Fundado en 1940, pero previsto su declive o posible cierre en 2014……

    Nos vemos.

  3. @Oscar posiblemente porque la palabra en sí misma carece de definición.

    O porque ultimamente se oye con mucha frecuencia y poco contenido, desde las grandes refundaciones del sistema financiero o del capitalista, hasta las refundaciones sectoriales (no hay medio que se precie que no se haya refundado en el último año, por mencionar uno que conozco).

    Personalmente la palabra no me gusta especialmente, al final no es mas que otra palabra para referirse a acciones que en sí mismas y al menos desde mi punto de vista tienen más fuerza: cambio o transformación, acciones que deben ser el día a día de las organizaciones tengan 10 ó 100 años.

    Respecto a Godin la verdad que no lo había leido hasta que he comenzado a frecuentar twitter y otras redes de mal vivir, esta bien, aunque sus ideas (he leido tribus) me suenan mucho, aunque más alejadas del mundo de la empresa y tal vez menos agresivo, qeu otro "¿impulsor vitamínico?" (estas palabras sí que me gustan) al que enlazas desde tu blog: Tom Peters.

    Por cierto Dioni, me esta gustando mucho leer tu blog 😉

  4. @jestebanacias

    Javier, gracias por pasarte por aquí a comentar. Me alegro que te esté gustando este blog.

    Godin y Peter ( y muchos otros) alimentan la provocación. A mi me gusta esta corriente aunque reconozco que luego me gusta bajar a la realidad más teórica, pero sus ideas que, en muchas ocasiones nos hacen pensar, son necesarias para comenzar e impulsar procesos de transformación. La innovación fomentada desde la organización, necesita de impulsos continuos que sostengan el espíritu del cambio constante.

  5. Quizás por mi posición, relacionada con TIC, no tengo claro que siempre haya que ser el primero. Me gusta más tu segunda reflexión de ""O al menos, … permite que sean los demás los que lideren el cambio. Tu formarías parte de la nueva tribu,…"
    Y algo que me refuerza es que has elegido a Google como referencia, no a Yahoo o Altavista, los precursores en la búsqueda web.
    Lo importante, para las empresas y las personas, es mantenerte despierto y ver como evoluciona todo. Algunas serán tus olas y otras no, las debes dejar pasar. Pero que sea tu elección, no te quedes mirando como si no fuera contigo.
    Y, desde ese punto de vista, el "fundado en 1909", si sigues vivo, seguramente significa que en este tiempo has visto muchas olas, has cogido algunas (llámalo refundarse) y otras las habrás dejado estar. Pero seguro que no te has quedado del todo parado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *